Yo de mayor quiero ser.. piloto, astronauta..

Todos los niños sueñan con lo que van a ser de mayores, pero las estadísticas nos dicen que 1 de cada 5 niños quizás no podrá alcanzar esos sueños, por culpa de un problema visual sin tratar.

Los bebés nacen con una visión muy rudimentaria, que va madurando durante los primeros años de vida. Un obstáculo en este período crucial podría dejar al niño con visión borrosa para toda la vida (ojo vago). Pero si se detecta a tiempo, muchos de estos problemas se pueden tratar, evitando sus secuelas.

Optonet quiere conseguir que ningún niño con problemas visuales quede sin detectar, y por ello les animamos a que realicen a sus hijos el seguimiento de su desarrollo visual mediante las nuevas Curvas de Percentiles de Agudeza Visual, propuestas recientemente en el Reino Unido.

Es por ello que hemos lanzado esta campaña para la detección de las alteraciones visuales en la infancia: “Yo de mayor quiero ver”.

Conferencias Virtuales

¿Qué son las Curvas de Percentiles de Agudeza Visual (AV)?

De forma similar a las curvas que utilizan los pediatras para el seguimiento del crecimiento infantil, las Curvas de agudeza visual (AV) contienen valores de referencia para saber si la calidad de visión del niño es igual, mejor o peor que la que tienen la mayoría de los niños de su misma edad.

Estas curvas han sido creadas recientemente por un equipo de profesionales en el Reino Unido a partir de los datos visuales recogidos en más de 3000 niños (1), con tests especialmente adaptados al público infantil.

 

(1). Sonksen, P. M., Wade, A. M., Proffitt, R., Heavens, S., & Salt, A. T. (2008). The Sonksen logMAR test of visual acuity: II. Age norms from 2 years 9 months to 8 years. Journal of AAPOS: the official publication of the American Association for Pediatric Ophthalmology and Strabismus / American Association for Pediatric Ophthalmology and Strabismus, 12(1), 18–22. doi:10.1016/ j.jaapos.2007.04.019

¿Qué valores de Agudeza Visual (AV) se utilizan en las curvas?

Para comparar la visión de su hijo con los datos recogidos en las curvas es necesario mostrarle tests iguales a los que se emplearon para crear estas curvas, que son especiales para niños (no son los mismos que se usan habitualmente para adultos). Por eso deben acudir a un centro que disponga de este tipo de tests, y donde además el profesional conozca el método recomendado para la toma de medidas de cara a las curvas de percentiles. El uso de datos tomados con otros test (u otros métodos) podría llevar a conclusiones erróneas.

¿Cómo se interpretan las Curvas de Percentiles?

Busque la edad del niño en la parte de abajo de la gráfica (en años y meses). En el lado izquierdo aparecen los valores de agudeza visual (AV). Localice el valor que ha obtenido el niño. Ahora siga la línea de la edad hacia arriba y la línea de la AV hacia la derecha, hasta que ambas líneas se crucen. El punto de cruce lo debemos señalar en la gráfica.

Ahora ya nos fijamos en las curvas que están dibujadas, para ver dónde queda nuestro punto. Si cae justo encima de una curva, seguiremos la línea hacia la derecha hasta llegar al número que tiene asignado. Si por ejemplo cae en la línea 25 eso quiere decir que el 25% de los niños de esa edad tienen una visión peor (o lo que es lo mismo, que el 75% de los niños tienen una visión mejor).

Cuanto más arriba en la gráfica quede el punto, mejor será la visión del niño, en comparación con los demás niños de su edad. Si la AV de un niño cae por debajo de la línea del 10% (en la zona sombreada en gris) significa que más del 90% de los demás niños tienen mejor visión a esa edad, por lo que convendrá hacer una revisión visual completa a ese niño.

En la gráfica hemos señalado el ejemplo de un niño que alcanza un agudeza visual de 100 IAV* (1,0 Decimal) a la edad de 4 años y 6 meses, por lo que se encuentra en el percentil 50. Esto le coloca en el centro del espectro, es decir, que la mitad de los niños de esa misma edad ven igual o mejor, mientras que la otra mitad ven igual o peor que él.

Recuerde que lo importante no es estar en un percentil alto, sino ir desarrollando la visión de forma más o menos regular hasta alcanzar al menos una Agudeza Visual de 100 (1,0 en escala decimal). Si el niño se encuentra por debajo del percentil 10 no significa que tenga siempre un problema visual, pero es importante que le realicen un examen ocular completo para valorar esa posibilidad.

 

*IAV = Índice de AV = 100 – (50 x logAV). (En inglés IAV se expresa como VAR = Visual Acuity Rating)

¿A qué edad pueden revisar a mi hijo con estas gráficas?

Las curvas de percentiles se utilizan para hacer un seguimiento del desarrollo de la visión a todos los niños sanos, desde 33 meses a 8 años de edad.

¿Dónde puedo acudir?

A un Centro que disponga de tests especialmente adaptados a niños, compatibles con las Curvas de Percentiles (como los que se utilizaron en Reino Unido para crear estas Curvas – 1). No sirven los tests que se usan habitualmente con adultos.

En el siguiente mapa puede localizar su Centro más cercano, donde tomar valores de visión en su hijo para comparar con las Curvas de Percentiles de Agudeza Visual:

El equipo de Optonet (profesores universitarios con amplia experiencia) respalda estos Centros facilitándoles los tests necesarios para realizar las Curvas de Percentiles, junto con la formación para su correcto uso. 

 

1. Sonksen, P. M., Wade, A. M., Proffitt, R., Heavens, S., & Salt, A. T. (2008). The Sonksen logMAR test of visual acuity: II. Age norms from 2 years 9 months to 8 years. Journal of AAPOS: the official publication of the American Association for Pediatric Ophthalmology and Strabismus / American Association for Pediatric Ophthalmology and Strabismus, 12(1), 18–22. doi:10.1016/ j.jaapos.2007.04.019